AMANPRANA


Alimentación Sanadora

Bart Maes, en 2006, tras 7 años investigando sobre alimentación, se encontró con que su hija no podía concentrarse y era alérgica al cacao. No supo qué hacer. Hipócrates le inspiró: "Que el alimento sea tu medicina y la medicina tu alimento." Así, la alimentación ecológica y un aceite llamado omega sanaron a su hija en 6 meses. Acto seguido mejoró el aceite y lo vendió desde casa con su mujer. Cuando ya estaba en tiendas locales, un amigo le enseñó los beneficios de los aceites grasos, que introdujo con éxito. Hoy es una gran empresa reconocida mundialmente que aún pone la salud por encima del dinero y cree en el comercio justo. Aman, en sáscrito significa paz o descanso y prana, vitalidad. "Vitalidad serena": lo que aportan sus


La alimentación como medicina supone que, sin pedir nada a cambio, lo que comes te da más energía por más tiempo y la oportunidad de nutrir y fortalecer tu cuerpo. Así son los productos de Amanprana, que además son casi todos aptos para celíacos, veganos, no tienen aditivos, tienen muchos antioxidantes y no pasan por ningún proceso innecesario. Porque como ellos dicen, el conjunto es más importante que las partes individuales. Y son de altísima calidad tanto cosméticos, como tés, especias, azúcares, complementos alimenticios, aceites e tablas de cortar, que siguen la idea Slow-Food (http://slowfood.es/). Su famoso aceite de coco se puede comer crudo o usar para freír o nutrir el pelo y piel. Reduce el hambre y es de fácil digestión.